¿Por qué NO voy a utilizar Google Keep?

No-keep-Google-Keep

Justo después de anunciar el cierre de Reader, la todopoderosa Google presenta una nueva herramienta en forma de SaaS: Google Keep. Yo lo tengo claro. Yo tengo claro que no voy a usarla, y también tengo claro que algo ha cambiado en Google. Señores: torres más grandes han caído.

¿Y qué es Google Keep? No es más que una muy muy simple aplicación para gestionar notas, algo así como la versión electrónica de los clásicos Post-it! Lo primero que llama la atención es esa simplicidad extrema: ¿cuestiones de Time To Market o es más bien seguir fieles al estilo y estética que tanto éxito ha dado a la compañía? Pues tras hacer unas primeras pruebas, me inclino más por pensar que se trata de la primera motivación. De hecho opino que el producto no está minimamente maduro, y tengo mis fundamentos:

  • Al crear mi primera nota veo que existe la posibilidad de incluir imágenes. Lo único que se puede hacer es subir imágenes desde tu equipo, no es posible incluir imágenes desde un enlace. Pero por si esto fuera poco, la subida de imágenes no me funciona y me muestra un error invitándome a intentarlo más tarde.

Error al subir imagen

  • No veo por ninguna parte ninguna forma de relacionarse con otras aplicaciones, no tiene ninguna faceta social, y ni mucho menos una forma de exportar la información. Para mi son muy importantes todos estos aspectos, en la línea de lo que comentaba en mi anterior post. Si usas Google Keep estás aislado completamente. Sólo esto ya es motivo más que suficiente como para no usar esta herramienta sin vacilar.
  • Teniendo en cuenta que la herramienta está totalmente aislada, ¿qué ocurriría si de repente Google decide que ya no es una herramienta estratégica o rentable para la compañía? Mejor no pensarlo.
  • Intento destacar un texto en negrita… ¡imposible! No me lo permite, no tengo la opción. Sólo puedo usar texto plano tal cual. Casi que para eso prefiero usar un editor de textos de toda la vida.

En definitiva son razones más que de sobra, y más que de peso, para fundamentar mi idea de no usar Google Keep de ninguna manera, pero es más, empiezo a plantearme dejar de usar muchos más servicios de la compañía. Debo admitir que hasta el momento he sido todo un fan de Google y fiel usuario pero a día de hoy me lo estoy planteando y mucho:

  • En su día dejé Firefox para usar Chrome y últimamente me está dando problemas preocupantes. Se han empeñado en incluir su reproductor PepperFlash que no hace más que dar problemas y no funciona correctamente. Y lo peor de todo, si lo deshabilitas en favor del reproductor Flash de Adobe (que sí funciona como debe ser) al poco tiempo se vuelve a habilitar él solito. La vuelta a Firefox parece ser el mejor movimiento.
  • Drive me pareció una buena opción en su día hasta que he empezado a usarlo más intensivamente. Bastante a menudo me salta con errores que sólo dejan como opción cerrar la aplicación. Desde luego que Drive no puede ser mi herramienta de almacenamiento cloud de uso prioritario.

En definitiva, Google ya no es diferente, o sí lo es pero en el mal sentido. Ya no es innovadora ni ágil como lo fue en el pasado. Ha perdido el espíritu que la hizo grande. Sus nuevos servicios suelen ser copias de baja calidad de servicios ya existentes y además llenas de errores (da la sensación de estar siempre en fase beta). Constantemente dejan en la cuneta a sus usuarios, y no sólo por lo ocurrido con Reader (aparte de que han cerrado muchos más servicios, pregunto ¿qué fue de GWT?). Intento buscar alguna razón para usar Keep pero vaya, es que no encuentro ni una sola. Me reitero en lo dicho anteriormente, “señores, torres más grandes han caído“. Bienvenidos a la etapa oscura de Google.